Who let the dogs out?

El vaho del ascensor anunciaba su presencia en cada piso. El hedor se repartió equitativamente por 27 pisos, llegó a cada uno de los 4 apartamentos y a la sensiblísima nariz de  las 97 mascotas presentes en los 108 hogares. El bestiario de mejores amigos, en su mayoría perros y gatos, también incluía dos tarántulas siamesas, una tortuga nacida y criada en un lavadero y un mico lazarillo.

Las 92 almas restantes, felinos y canes, se compadecieron empáticamente del pobre camarada que le vomitó los zapatos al paseador.

Esa noche, en el espanto de la vigilia, se subieron los 7: damas, caballeros y amarrado a 6 correas, su niñero de ocasión.

 

Daniel Radcliffe sure has his hands full in NYC **USA, Canada, Australia ONLY**

La princesa Barlovento de Cracovia, un French Poddle costeña que no sabía terminado de acostumbrar al frío, romántica, la séptima de 17 hermanitos, cuyo desayuno favorito es el agua de inodoro.

Esparadrapo, mitad pastor ovejero, mitad Pitbull, capaz de atravesar cualquier pantorrilla de un gentil mordisco. De pecho tembloroso, entusiasta de los números que tiene muy claro que de su cama a la de su amo siempre hay doce pasos.

Rita y Lina dos Chihuahuas siempre al borde de un paro cardíaco repentino, que aman ladrarle a los animales marinos en la televisión, cada una ciega de un ojo. De tanto en tanto se pelean por ser las novias de Reinaldo, el corito de la portería que sabe recitar los diálogos de TITANIC de memoria.

Butifarra, un salchicha escapista que pasa la mitad del tiempo con un collar isabelino, le encanta meter el hocico entre el tarro del café y que ver a humanos besarse, le revuelve las tripas.

Juanito Alimaña, un galgo criollo (más criollo que galgo) que cuando se ríe no hace ruido, que va siempre vestido de moños y falda, con un gusto criminal por masticar palomas que solían estar vivas.

Todos sentían cómo se movía hacía abajo el tabique del ascensor en las almohadillas de sus patas. Iban pensando unos en morder cortinas, perseguir carros, en la tabla ouija, en cómo alcanzar el tarro de ron, cuando de repente_______

Continuará…

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s